¿Cómo recolectar la leche humana para donación?

1- Prepara el frasco

- Escoge un frasco de vidrio con tapa de plástico, como los de café soluble o mayonesa;
- Retira el rótulo y el cartón que está debajo de la tapa y lava con agua y jabón, enjuagando bien;          
- En seguida, coloca en una olla el frasco y la tapa, y cubre con agua, dejando hervir por 15 minutos (cuenta el tiempo a partir del inicio del hervor);           
- Escurre el agua de la olla y coloca el frasco y la tapa para secar de boca para abajo en un paño limpio;
- Deja escurrir el agua del frasco y de la tapa. No enjuague;           
- Lo podrás usar cuando esté seco.

2- Prepárate para retirar la leche materna (extracción)

La leche debe ser retirada después que el bebé mamar o cuando las mamas estuvieren muy llenas. Al retirar la leche, es importante que sigas algunas recomendaciones que son parte de la garantía de la calidad de leche humana distribuida a los bebés hospitalizados:

- Escoge un lugar limpio, tranquilo y lejos de animales;

- Prende y cubre los cabellos con una gorra o pañuelo;

- Evita conversar durante la retirada de la leche o utiliza una máscara cubriendo la nariz y la boca;

- Lava las manos y antebrazos con agua y jabón y seca con una toalla limpia.

3- Retira la leche materna (Extracción)

Masajea las mamas con las yemas de los dedos comenzando en la aréola (parte oscura de la mama) y, de forma circular, abarcando toda la mama. Lo ideal es que la leche sea retirada de forma manual.

- Primero coloca los dedos pulgar e índice en el borde de la aréola (parte oscura de la mama);

- Afirma los dedos y empuja para atrás en dirección al cuerpo;

- Comprime suavemente un dedo contra el otro, repitiendo ese movimiento varias veces hasta la leche comenzar a salir;

- Descarta los primeros chorros e inicia la recolección en el frasco.

4- Almacena la leche recolectada

El frasco con la leche retirada debe ser almacenado en el congelador o freezer. La próxima vez que retires la leche, utiliza otro recipiente esterilizado y, al terminar, acrecienta esta leche en el frasco que está en el freezer o congelador, pero no completes el frasco hasta el borde. Busca dejar un espacio de dos dedos debajo de la tapa. La leche puede quedar almacenada congelada hasta 15 días.

Lee más en Cuestiones de amamantamiento.

Los Bancos de Leche Humana tienen entre sus objetivos la promoción, protección y apoyo a la lactancia materna. En este sentido, desarrollan un trabajo para auxiliar a las mujeres-madres en el período del amamantamiento, contando con profesionales cualificados para también orientar sobre la salud del niño.

5. Lleva al Banco de Leche Humana más próximo o solicita la recolección domiciliaria

Después de recolectada y congelada, entra en contacto con el Banco de Leche Humana (BLH) más próximo de tu residencia. Puede ser que precises llevar el frasco personalmente, pero diversos BLHs poseen en su rutina de trabajo la recolección domiciliaria, o sea, hay un vehículo disponible para ir hasta la casa de las donantes para recoger la leche donada. Algunos cuentan con la alianza del Cuerpo de Bomberos Militar para realizar la tarea, otros con coches de las secretarías de salud, propios de la institución mantenedora y hasta motos para el transporte de tu donación.